Casa Tomás (Plasencia/Cáceres)



Una lección de hostelería

Creo que es la primera vez que escribo un post dedicado a un restaurante al que solo he visitado una vez, pero a veces es suficiente con unas horas para darse cuenta de lo que en él se cuece, y de esta casa salí tan encantado que paso a contarles.

Los comienzos de esta familia en el mundo de la hostelería se remontan cuarenta y ocho años atrás. Los primeros veinticinco D. Tomás Doncel y Dña. Nina García gestionaron todos los veranos el restaurante de la piscina municipal de Plasencia. Pero será en el año dos mil, una vez que su hijo Tomás remata sus estudios de Hostelería, cuando se embarcan en esta Casa de comidas que por su rápido éxito les obliga a dejar definitivamente su concesión veraniega.

Tomás hijo se pone al frente del negocio, su padre se encarga de las compras y su madre no quita ojo a una cocina que conoce como la palma de su mano. Mantiene desde sus inicios ni mas ni menos que una media de ocho empleados y tal como esta el mercado es algo muy representativo que solo se consigue con duro trabajo día tras día. Por todo ello conservan una fiel clientela que atenderán con igual profesionalidad vengan a disfrutar de un menú del día que de alguna exquisitez de su amplia carta.

Se encuentra entre la plaza de toros y el acueducto, en la antigua carretera de Salamanca que atravesaba la ciudad. Nada mas entrar una buena barra (con estupenda carta de raciones) donde tome una cerveza mientras espero a mi acompañante. Pronto me doy cuenta de que no es un restaurante mas, hasta tres personas personas ademas del camarero me ofrecieron su atención incluido el propio Tomas que se presento personalmente. 

El comedor es espacioso y con decoración tradicional. Su carta es amplia por lo que recomiendo dejarse llevar por Tomas que ademas añadirá alguna sorpresa fuera de la misma, pero toda esta centrada en producto y sin un plato de esos que necesitan párrafo y medio para describirlo.
Comienzan con "entrantes fríos" jamón D.O., torta del Casar gratinada con pimentón de la Vera (horror, aunque si se hace con alguna de las que últimamente he probado de esta D.O. tampoco pasa nada), carpaccio de buey... , "entrantes calientes" parrillada de verduras naturales, croquetas caseras de bacalao, espinacas, marisco y jamón ibérico..., "ensaladas" donde destaca el zorongollo con bonito y anchoas. De cuchara consomé, crema de la casa, sopa castellana o arroz con bogavante por encargo. En pescados aparecen entre otros lomo de bacalao fresco con tomate, merluza con reducción de sidra y manzana, lubina al ajoarriero, rodaballo al horno y otras opciones según mercado. En carnes destacan cochifrito, solomillo de ternera al ajo o su entrecot a la parrilla, chuletillas de cordero lechal y asados que al igual que en los pescados aparecerán según mercado.


Comenzamos con un buen jamón, no impecablemente cortado ni presentado. Me sorprendió que en una casa que proclaman tanto el producto de nuestra tierra me encontrara con un jamón de Guijuelo, perdón, seguramente curado en Guijuelo, ya que la mayoría de estos jamones se crían en nuestras dehesas, a pesar de todo reconozco que estaba estupendo. Fantástico queso curado de oveja que ya me ahorre preguntar de donde era para no llevarme otro disgusto. Buenísima y de buen tamaño las anchoas del Cantábrico en salazón sobre estupendo pan tostado con tomate. 


De remate me recomendó Tomás fuera de carta un lujazo de chuletitas de cabrito todas de palo con un perfecto corte para su pequeñísimo tamaño y en su punto, acompañadas de unas patatas fritas deliciosas y rico pimiento verde asado. De postre fantástico tiramisu casero. Correcto Matarromera y más que interesante su amplia carta de vinos.

Nivelazo de servicio, Tomás recoge la comanda y todo son buenas caras y esfuerzo desde que se entra por la puerta por atender, encantar y hacer sentir como en casa a todos sus comensales.

Frente a tanto grastrotaperiabistró toda una lección de como debe ser una casa de comidas.

Av Salamanca, 12, Plasencia, Cáceres
927 41 90 51
www.casatomas.com

10 comentarios:

  1. Estamos de acuerdo en el horror que sufrimos ante la torta (ya sea del Casar como de la Serena) calentada en el horno. Sinceramente, me pongo de mal humor cuando me la traen así en algún restaurante. La torta debe ser líquida por sí misma, no porque se ha puesto a calentar.Por otro lado esas chuletitas tienen un aspecto espectacular.
    Por terminar, creo que el servicio es fundamental. Y es tan difícil encontrar un servicio profesional que sepa qué es lo que te está sirviendo y que lo sirva bien y con corrección, que cuando encuentras uno así se les puede perdonar los pequeños pecadillo que hayan cometido :)
    Saludos
    Santiago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asunto de la torta, especialmente del Casar D. Santiago, se esta poniendo preocupante, se estan cargando la gallina de los huevos de oro, ya entrare en mas detalles, pero lo del horno, microondas, y echarle hasta regaliz ya es para salirr corriendo....
      Lo del servicio en Extremadura, y lo que mas conozco es Badajoz, es igualmente preocupante, existe una falta de profesionalidad en el gremio importante y al final unicamente se salvan los restaurantes cuya familia propietaria esta al pie del cañon, como este Casa Tomas.
      Mil gracias por pasarte por aqui Santiago Abrazos

      Eliminar
  2. Tenemos criterios parecidos a la hora de valorar, este es el único en el que hemos coincidido comiendo y parece que también en la opinión general...Besos, si me hubieses llamado te habría invitado a una caña en el nuevo Tentempié, te habría gustado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar me alegra especialmente coincidir contigo con este Casa Tomas, ya que seguro lo conoces bastante mejor que yo, ya he tomado algun pincho en Tentempie pero no he probado nada de su carta, en mi proxima visita (la semana que viene seguramente Miercoles) te mando un mail, seria un gustazo tomar algo contigo.

      Eliminar
  3. Tomo nota para cuando vuelva por Plasencia.

    Por cierto, ayer compré en la feria de alimentos de Hipercor una tarrina de cachuela de Badajoz. Hoy la probaremos. ;-)

    ResponderEliminar
  4. Buenas de nuevo Toni, increible que en nueve años que llevo subiendo a Plasencia todos los meses no conociera esta casa.
    Comentame de que empresa es esa cachuela, aunque sospecho sea la de Farcedo, si es asi puedes disfrutarla hasta de Tapa, esta de no parar, abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente la cachuela es de Farcedo. Está muy rica.

      Eliminar
  5. Fantastico menú de caza esta semana en Aldebaran Canelones de venado, Arroz de jabalí y Paloma torcaz con setas por 30 Eur (Iva Inc.) con vino y postre. Estupenda oportunidad para conocer a tremendo precio una de las especialidades de esta casa.

    ResponderEliminar
  6. Premios Extrema Seleccion de Aceite de Oliva
    Los galardones contemplan dos categorías: al mejor aceite de oliva de producción convencional, donde los finalistas han sido Agropecuaria Carrasco y Jacoliva, y el ganador, Pago de los Baldíos de San Carlos (de Majadas del Tiétar); y al de producción ecológica, que ha recaído en Cigüeña Negra (de Eljas), mientras los finalistas han sido Elaia (Elaia S.A. Sucursal España, de Navalvillar de Pela), Marqués de Valdueza (Selección Marqués de Valdueza S.L., de Mérida), Oro de Pela (Sociedad Cooperativa San Agustín de Obando de Navalvillar de Pela), y Vieiru (Agropecuaria Carrasco S.L. de Eljas

    He tenido la suerte de disfrutar de los dos principales galardonados y son una maravilla, destacar que casi el 75% de los aceites premiados pertenecen a nuestra variedad autoctona manzanilla cacereña, lujazo de aceituna y lujazos de aceites.

    ResponderEliminar
  7. Este fin de semana se celebra una de las pocas Ferias Agroalimentarias en Extremadura que mantiene su encanto, multitud de actividades ideal para pasar un delicioso día con la familia y atizarte de buen pitarra y mejor queso. XIV FERIA
    AGROALIMENTARIA DE VELDEFUENTES (CACERES)

    ResponderEliminar